Conversatorio sobre educación y políticas públicas en Derechos Humanos

En el marco de la segunda edición del Curso Internacional de Políticas Públicas en Derechos Humanos organizado por el Instituto de Políticas Públicas de Derechos Humanos del MERCOSUR (IPPDH), Patricia Tappatá Valdez, directora del CIPDH, participó el pasado 7 de febrero del “Conversatorio: Cooperación Internacional, Educación en Derechos Humanos y Políticas Públicas”. Compartieron el panel de expositores: Víctor Giorgi (Instituto Interamericano del Niño),  Jorge Freyre (Save The Children), Eugenia Carbone (Instituto Auschwitz para la Paz y la Reconciliación), Nicolás Bico (Universidad de la República, Uruguay), Carolina Vance (Instituto Suramericano de Gobierno en Salud), Diana Español, (Universidad de Buenos Aires) y Nadia Garrido (Aldeas Infantiles SOS).

El  encuentro tuvo lugar en el Salón Verde de la Facultad de Derecho (UBA), donde los representantes de organismos internacionales, instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil debatieron acerca de las crisis que atraviesan los derechos humanos a nivel mundial y los desafíos particulares que enfrentan en Sudamérica. El rol de la cooperación internacional y la educación en derechos humanos fueron los ejes del debate, especialmente en lo que refiere al campo del diseño e implementación de las políticas públicas y a la necesidad de articular alianzas y trabajo conjunto en la materia.

Tappatá Valdez se refirió a la vigencia de la definición clásica de educación como “derecho humano fundamental”, tal como lo establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En relación a la “educación en derechos humanos”, la directora del CIPDH dio cuenta de la evolución en torno a las diferentes definiciones y  acepciones en la materia. Así, destacó la educación para el desarrollo sostenible, la que “de manera muy resumida, define a la educación como ‘motor de cambio’ y a la educación para la ciudadanía mundial que pone el énfasis en la educación para la paz, para el desarrollo sostenible y para la comprensión internacional, incorporando con mucha fuerza la necesidad de entendimiento entre los pueblos y sus distintas características locales, interculturales y trasnacionales”.

Al cierre de las presentaciones se abrió un espacio de debate con el público en torno a las posibles articulaciones y construcciones colectivas que pueden ser desarrolladas de cara a la coyuntura analizada y en pos de una cultura de los derechos humanos.