El CIPDH contribuye a la redefinición de la estrategia global en derechos humanos de UNESCO

En el marco de su labor de cooperación y coordinación con órganos del sistema de Naciones Unidas, el CIPDH señala la urgencia de revertir la desigualdad y la necesidad de fortalecer la  institucionalidad  pública en derechos humanos.

Con miras a la actualización de su estrategia global de derechos humanos, UNESCO convocó a nueve especialistas de todo el mundo para la elaboración de los lineamientos estratégicos del organismo en materia de derechos humanos y de la lucha contra el racismo, la discriminación, la xenofobia y la intolerancia.

Patricia Tappatá Valdez, directora del CIPDH, participó junto a los invitados de una instancia consultiva entre expertos de diversos países y miembros del sistema de Naciones Unidas que se realizó el 25 y 26 de junio último en la sede de UNESCO en París.

Allí los especialistas analizaron y debatieron los aspectos de continuidad y cambio de las actuales estrategias de derechos humanos, revisaron las prioridades y los desafíos que enfrenta la UNESCO en sus ámbitos de competencias, identificaron los temas en los que tiene ventajas comparativas y mayores oportunidades para llevar adelante acciones de mediano y largo plazo, debatieron sobre las principales estrategias de implementación y sobre la conformación de alianzas con actores claves, entre otros temas.

Por otra parte, el CIPDH elaboró un documento de propuestas que fuera remitido a UNESCO el pasado jueves 26 de julio. Entre ellas se destaca la promoción de mecanismos institucionales, políticas y prácticas públicas y sociales que busquen revertir patrones de desigualdad y discriminación. También el documento señala la relevancia del trabajo colaborativo entre los Estados y sistemas multilaterales para accionar sobre aquellas condiciones estructurales que excluyen a sectores de la población de una activa participación del desarrollo económico, social, cultural y político. Asimismo, las propuestas ponen énfasis en la consolidación de una institucionalidad pública para el respeto y promoción de los derechos humanos, tanto desde el plano normativo como de política pública. Finalmente, el texto destaca el trabajo en educación desde una perspectiva en derechos humanos, como pieza transversal a la labor de la UNESCO  y herramienta fundamental para la construcción de sociedades pacíficas e inclusivas.

En base a la recopilación de las recomendaciones y observaciones de los espacialitas consultados, UNESCO elaborará un documento que servirá de insumo a un posterior proceso de consulta con los estados miembros y órganos de gobierno de Naciones Unidas, que se presentará en diciembre próximo en conmemoración del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.