El CIPDH despide a llda Micucci

El CIPDH despide con dolor a llda Micucci, integrante de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo y titular de Memoria Abierta, quien falleció ayer a los 92 años.

Su rol y su historia son emblemas de la lucha por la memoria, la verdad y la justicia. Su vida cambió para siempre en 1977 cuando su hija Viviana y su hijo Daniel fueron secuestrados y desaparecidos por la dictadura argentina. Desde entonces, inició una incansable búsqueda que la ligó a las Madres de Plaza de Mayo y a la lucha colectiva de la organización.

Once años después creó la Fundación Memoria Histórica y Social junto a la también madre de Plaza de Mayo, Vera Jarach, y otros familiares de víctimas de la dictadura. Desde allí emprendió la tarea de profundizar en el conocimiento de los procesos históricos de la memoria colectiva y contribuir a  mantener vivo el recuerdo y homenaje a los desaparecidos.

Ilda era una persona entrañable y una luchadora incansable que dejó un legado para los y las defensoras por los derechos humanos y un recuerdo imborrable en aquellas personas que trabajaron y militaron con ella.

“Nosotras somos quienes somos por todo lo que nos pasó. La lucha sigue existiendo y el desafío está en poder reflexionar sobre lo que sucedió. Nuestra sociedad no puede ser igual después del terrorismo de Estado, no podemos meter eso debajo de la alfombra. Debemos recordar, conocer, investigar, para evitar volver a una época a la que no queremos regresar”, explicó en una charla en la que contó la historia de Madres de Plaza de Mayo.

Su historia tampoco será olvidada.