El CIPDH acompañó la 13° edición del Modelo de Naciones Unidas “Levanta la mano”, de la Universidad Nacional de Quilmes

El CIPDH participó de dos intensas jornadas el 23 y 24 de agosto donde alumnos del nivel  primario, secundario y universitario, participaron de una nueva edición del ciclo “Levanta la mano. El derecho a vivenciar el espacio intersubjetivo”, un programa de extensión de la Universidad Nacional de Quilmes de Argentina, que recrea el funcionamiento de los órganos deliberativos y consultivos de la ONU.

La decimotercera edición del Modelo de Naciones Unidades  de la Universidad Nacional de Quilmes (MONUUNQ) cuyo eslogan fue “la persona joven como sujeto de derecho” contó con la participación de alrededor de 600 estudiantes de 36 escuelas secundarias y 7 primarias, públicas  y privadas, junto a 50 referentes de instituciones (entre docentes, autoridades, preceptores y ex estudiantes que acompañan a las delegaciones) y 20 delegados universitarios.

En las jornadas previas de preparación con los docentes y voluntarios del modelo, un equipo del CIPDH participó brindando capacitación sobre los ODS y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y se produjo material de apoyo para que los y las estudiantes dispongan de mayor información al momento de defender sus posiciones ante diferentes temáticas y elaborar sus argumentaciones y posicionamientos.

Los días del desarrollo del Modelo, representantes del CIPDH participaron del ejercicio  oficiando el papel de Relatores Especiales de Naciones Unidas en temáticas referidas a la educación y la tortura y respondiendo las consultas de los delegados de los países.

Los Modelos de Naciones Unidas propician un juego de rol en el que los/las participantes toman el lugar de embajadores de países miembros de Naciones Unidas para debatir los temas de actualidad de la amplia agenda de la Organización de las Naciones Unidas. Hoy en día se realizan en más de noventa Estados diferentes en todos los idiomas.

En el caso de los MONUUNQ, el objetivo es “formar agentes multiplicadores en ‘derechos humanos y organismos internacionales’ que socialicen los contenidos, y la experiencia de una ética del reconocimiento desde la modalidad de taller para aprender de jóvenes que asumieron el compromiso de ser partícipes de la iniciativa”.

Para el CIPDH, en línea con  su eje de trabajo de Educación en Derechos Humanos, es importante apoyar estas iniciativas con el convencimiento de que los y las jóvenes son actores clave en la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y destinatarios primordiales de los esfuerzos de sensibilización acerca de la importancia de la promoción y defensa de los derechos humanos.