El CIPDH-UNESCO y Rosario se unen para dar respuesta a la movilidad humana internacional

El Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH-UNESCO) y la Municipalidad de Rosario (Argentina) firmaron un convenio de cooperación y asistencia técnica para abordar la movilidad humana internacional. En él, el CIPDH-UNESCO se compromete a acompañar al gobierno rosarino en la implementación de políticas públicas para migrantes, solicitantes de asilo y refugiados de la ciudad.

El acuerdo fue firmado en el Palacio Municipal de Rosario por la directora del CIPDH-UNESCO, Patricia Tappatá Valdez, y la intendenta Mónica Fein. Del acto también participaron funcionarios de la municipalidad rosarina: el Secretario General, Gustavo Zignago, y el director de Derechos Humanos, Rubén Chababo.

“El mundo es distinto: hay movilidad humana internacional a través de los continentes y eso cambia las ciudades”, dijo Tappatá Valdez luego de la firma. Y agregó: “Lo inteligente y valiente, que es lo que está haciendo Rosario, es observar y actuar, y para esto hay que tener conocimiento. Por eso desde el CIPDH brindamos asistencia técnica para recoger información en las distintas dependencias del municipio y así relevar qué es lo que está pasando con los migrantes”.

A su turno, Fein expresó su satisfacción por la posibilidad de trabajar junto al CIPDH y destacó el rol de las ciudades en la agenda global de desarrollo: “Partiendo de la importancia que tienen las ciudades en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y que hoy se discuten en el mundo, pensamos a las políticas públicas cercanas a cada ciudadano y ciudadana”.

El convenio se enmarca en la iniciativa del CIPDH-UNESCO de replicar las buenas prácticas incluidas en su guía “ODS y Ciudades. Movilidad Humana Internacional”. Rosario es la primera ciudad en suscribir un acuerdo de este tipo para abordar desde una perspectiva de derechos humanos la integración de las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas.