En este momento estás viendo 9 de junio Día Internacional de los Archivos

9 de junio Día Internacional de los Archivos

Proclamado en 2008 por el Consejo Internacional de Archivos (o International Council on Archives –ICA-), el Día Internacional de los Archivos tiene su origen el 9 de junio del año 1948, día en el que la UNESCO estableció la creación del Consejo Internacional de Archivos, con la finalidad de defender la protección y conservación del patrimonio documental.

Según la ICA, “los documentos de archivo son el subproducto documental de las actividades que desarrolla el hombre y son conservados a largo plazo por su valor testimonial. Un documento de archivo es un instrumento de carácter contemporáneo que es creado por individuos y organizaciones en el desarrollo de sus actividades; con el transcurrir del tiempo estos documentos se convertirán en una ventana que nos permitirá tener acceso a los eventos ocurridos en el pasado. Los documentos de archivo son tan variados como sus formatos, podemos encontrarnos con documentos escritos, fotográficos, gráficos, sonoros, digitales, analógicos, etc. Los documentos son conservados tanto por instituciones de carácter público y privado como por individuos a lo largo y ancho del globo”.

Un gran ejemplo de archivo sostenido por el Estado se da en Argentina con el Archivo Nacional de la Memoria (ANM). Creado en 2003, es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

El ANM es la institución encargada de preservar la documentación sobre el quebrantamiento de derechos humanos en el país. Tiene en custodia fondos y colecciones de origen público y privado, en su mayoría vinculados con la última dictadura cívico-militar (1976-1983), que sirven como prueba en los juicios por delitos de lesa humanidad, son sostén de las políticas de reparación a las víctimas y están a disposición para ser consultados por toda la comunidad.

De este modo, el ANM responde a la triple función social de los archivos: es memoria institucional por preservar las huellas de su propio accionar, constituye una fuente para la investigación y el conocimiento del pasado reciente, y garantiza el ejercicio de derechos individuales y colectivos.