Finalizada la Segunda Guerra Mundial y una vez conocidos sus horrores, la comunidad internacional y los países que participaron en la contienda aunaron esfuerzos para la definición de una carta de derechos que afirmara los valores de defensa de la humanidad, con una firme condena al accionar de los regímenes totalitarios de primera mitad del siglo XX.

Luego de dos años de intensas negociaciones, finalmente en 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, documento que reconoce “la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”. Actualmente, el Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre para recordar aquella fecha.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es el documento más traducido: puede leerse en más de 500 lenguas. Sin embargo, son demasiadas las personas que aún desconocen sus derechos básicos, derechos inalienables que corresponden a toda persona como ser humano, independientemente de su raza, color, religión, sexo, idioma, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

“Hoy, en tiempos en que la crisis del COVID-19 se ha visto alimentada por el agravamiento de la pobreza, el aumento de las desigualdades, la discriminación estructural y arraigada”, la ONU advierte que “sólo las medidas para cerrar estas brechas y promover los derechos humanos pueden garantizar una plena recuperación y la reconstrucción de un mundo mejor, más resiliente, justo y sostenible”.

El CIPDH-UNESCO, que tiene como principal misión la promoción de los derechos humanos, con acciones que cooperen con el fortalecimiento de las democracias, el pleno ejercicio de los derechos humanos y la preeminencia de la dignidad humana, y a más de 70 años de su dictado, realizó una serie infográfica con datos relevantes de algunos de sus artículos más emblemáticos, haciendo especial hincapié en su validez y en la necesidad de su defensa en la coyuntura mundial actual.