Proclamado en 2011 por los Estados Miembros de la UNESCO y adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas en 2012 como Día Internacional bajo Resolución 67/124 A-B

Este año, UNESCO convoca a las radios del mundo a celebrar la 11ª edición de este evento, y más de un siglo de este tipo de transmisiones, bajo el lema “Confiar en la radio” mediante los siguientes subtemas:

  1. Confiar en el periodismo radiofónico. Significa respetar las normas básicas del periodismo ético como reto en la era digital. Para mantener y aumentar la confianza de los oyentes, el periodismo debe trabajar con información verificable en función del interés público.
  2. Confianza y accesibilidad. Llegar a la audiencia implica atender las necesidades informativas de todos los oyentes y ser catalizador de la integración y de la participación social, incluidas las personas con discapacidad.
  3. Confianza y viabilidad de las emisoras de radio. Este subtema vincula la supervivencia económica de las emisoras de radio a su capacidad para atraer y retener una base lo suficientemente importante de oyentes fieles como para ser sostenibles en el tiempo.

Antes escuchar programas de radio era un acontecimiento familiar y comunitario que conectaba a los oyentes con el lugar y el tiempo. Actualmente, las radios comerciales se han convertido en medios insustanciales dado que distribuyen solo música y programas similares en todo el país, a menudo sin referencias al lugar de su emisión.

Una excepción a esta forma de homogeneización cultural son las radios comunitarias que, a diferencia de las mencionadas, se distinguen incorporando a sus emisiones aspectos de su ubicación y de la comunidad de oyentes.

En efecto, las radios comunitarias sirven al propósito de empoderar a los ciudadanos dando voz a los considerados “marginados” y, al mismo tiempo, cumplen el papel de proporcionar información valiosa a nivel local. Como base de la esfera pública, fomentan la participación activa y la diversidad de opiniones, necesarias para que se produzcan un desarrollo democrático sostenible.