El Primer Día Mundial del Arte fue establecido por la Asociación Internacional del Arte, socia de la UNESCO, el 15 de abril de 2012 en honor al cumpleaños de Leonardo Da Vinci. La misión de esta celebración global de las bellas artes es “ayudar a fortalecer los vínculos entre las creaciones artísticas y la sociedad, fomentar la conciencia de la diversidad de las expresiones artísticas y destacar la contribución de los artistas al desarrollo sostenible”.

El arte alimenta nuestra creatividad, innovación y diversidad cultural de todos los pueblos del mundo y desempeña un importante rol al momento de compartir conocimientos y fomentar el diálogo, cualidades que el arte siempre ha tenido, y siempre tendrá, si seguimos apoyando entornos en los que se promuevan y protejan los artistas y la libertad artística para lograr un mundo libre y en paz.

Es fundamental hacer lo posible para mejorar la calidad de vida de las población, en especial aquellas en riesgo, aliviar el sufrimiento y apoyar la provisión de un acceso fácil a los suministros médicos y a un sistema sanitario de calidad.

En este caso, a un sistema que contemple la relación cada vez más interconectada entre la salud del planeta y la de cada uno de sus habitantes.