En el año 2000, la Asamblea Extraordinaria del Consejo Federal de Cultura y Educación de Argentina resolvió declarar el 19 de abril como Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural e incorporarlo a las conmemoraciones de los calendarios escolares de las distintas jurisdicciones educativas, estableciendo que “en las escuelas y colegios se lleven a cabo actividades que tengan como objetivo afianzar el aprendizaje de la tolerancia, del respeto al otro y de la convivencia en la diversidad cultural como valores fundamentales de la vida democrática”.

La fecha es un homenaje a las víctimas del Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial y en recuerdo del levantamiento del Ghetto de Varsovia, iniciado el 19 de abril de 1943 por un grupo de jóvenes judíos de aquella ciudad polaca contra las acciones de concentración, aislamiento y aniquilación del régimen nazi que dominaba gran parte de Europa.

Este Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural se convierte, así, en una ocasión para reflexionar sobre los prejuicios, intolerancias y prácticas discriminatorias que aún nos separan, y también para la celebración de los muchos gestos solidarios, de valoración y reconocimiento de las diversas identidades que construyen diariamente un país mejor.