El 19 de abril de 1940 se organizó en Pátzcuaro, Michoacán, México, el Primer Congreso Indigenista Interamericano que que reunió a representantes de comunidades indígenas de América con el objetivo de compartir y actualizarse sobre las realidades que sus comunidades experimentaban o sufrían en sus territorios y culturas.

El resultado más destacable fue la creación del Instituto Indigenista Interamericano con el objetivo de organizar y armonizar las políticas indigenistas de los Estados Miembros y promover los trabajos de investigación dedicados al desarrollo de las comunidades indígenas.

Se instituyó esta fecha para reivindicar el reconocimiento a las comunidades aborígenes en su condición de preexistentes, respetando y promoviendo su derecho a una educación intercultural, a una personería jurídica, al cuidado de las tierras que habitan y al respeto por sus conceptos de desarrollo basados en sus propias cosmovisiones y prioridades, muchas de ellas relacionadas con su estrecho contacto con la naturaleza dado que los lugares donde residen alberga alrededor del 80% de la biodiversidad mundial y, por tanto, realizan grandes constribuciones para proteger el medio ambiente de sus comunidades y a nivel mundial.

Los datos demográficos ofrecidos por los organismos especializados de América no permiten obtener una cifra global confiable dado que muchas naciones americanas no registran en sus censos a la población indígena o bien, cuando la registra, se emplean criterios que no son comparables. No obstante, se estima que la población indígena de América oscila entre 40 y 60 millones de personas (alrededor del 10% de la población total del continente), integrada por más de 400 pueblos o grupos étnicos distribuidos por toda América.

Aunque muchos pueblos son autónomos, muchos de ellos aún se encuentran bajo la autoridad última de los gobiernos centrales que ejercen el control sobre sus tierras, territorios y recursos.

Es un día para concienciar al mundo sobre la importancia de la población indígena para proteger sus derechos.