Con el objetivo de colocar en primer plano al continente africano ante la mirada de la comunidad internacional se celebra cada 25 de mayo el Día de África.

Esta fecha conmemora la fundación de la Organización para la Unidad Africana (OUA) que nació el 25 de mayo de 1963 en Adís Abeba, Etiopía, y que en 2002 pasó a llamarse la Unión Africana (UA). La intención de establecer este día conmemorativo fue para promover la unidad y la solidaridad de los Estados africanos, erradicar el colonialismo y fomentar la cooperación internacional. Dicha reivindicación tiene sus bases años anteriores, principalmente cuando se realizó por primera vez el Congreso de los Estados Africanos en el año 1958 donde se congregaron representantes de varios países y se mostró la firme determinación de estos pueblos por liberarse de la colonización extranjera.

El Día de África es un día festivo en todos los países del continente africano, incluso las celebraciones duran varios días y su alcance llega a distintas ciudades alrededor del mundo en donde existen poblaciones de africanos y afrodescendientes muy numerosas. Celebrarlo constituye un motivo de unión y reconocimiento de la diversidad cultural del continente, a la vez que supone una fecha que recuerda a todas y todos los africanos la necesidad de construir un continente unido, democrático y descolonizado.

Desde la creación de gobiernos e instituciones democráticas al establecimiento de la paz en los conflictos internos, desde la liberación del colonialismo a la apertura internacional del continente y resaltando el desarrollo significativo que en las últimas décadas ha permitido que las mujeres ocupen lugares participativos en la economía, la cultura y la ciencia posibilitando, de a poco, una constante y creciente igualdad de género a lo largo de toda África, son algunos de los más destacados logros que suman motivos para la celebración de éste día.

Pero aún falta mucho por alcanzar y conquistar. Es necesario establecer una agenda vinculante que contemple imperativos cambios de desarrollo y progreso, principalmente para las comunidades más vulnerables del continente. El respeto y la ayuda de cooperación internacional deben ser las bases que proporcionen los mecanismos de sostenibilidad y compromiso que África necesita. Celebremos este día con la intención de que el mañana sea aún mejor.