Para “que todos los años las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y los gobiernos de todos los países del mundo emprendan ese día actividades mundiales que reafirmen su preocupación por la conservación y el mejoramiento del medio humano, con miras a hacer más profunda la conciencia del medio humano y a perseverar en la determinación proclamada en la Conferencia” esta efeméride fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1972, coincidiendo con el inicio de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano (CNUMAH).

También conocida como Conferencia de Estocolmo, su Declaración marcó un punto de inflexión en el desarrollo de la política internacional en el tema. Con la asistencia de los representantes de 113 países, 19 organismos intergubernamentales y más de 400 organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, es ampliamente reconocido como el comienzo de la conciencia moderna política y pública de los problemas ambientales globales.

Sin embargo, casi 50 años después de aquel hito el planeta está a pasos de un cambio climático potencialmente catastrófico. Según la ONU “cada tres segundos, el mundo pierde una superficie de bosque equivalente a un campo de fútbol y, tan solo en el último siglo, hemos destruido la mitad de nuestros humedales. El 50% de nuestros arrecifes de coral ya se han perdido y para 2050, podrían desaparecer hasta el 90%, incluso si el calentamiento global se limita a un aumento de 1,5°C”.

Ante esta dura realidad, el Día Mundial del Medio Ambiente de 2021 está centrado en la restauración de ecosistemas con el lema “Reimagina, recrea, restaura”, con el objetivo de pasar de explotar la naturaleza a curarla. También este día será el inicio del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas (2021-2030), “una misión global para revivir miles de millones de hectáreas, desde bosques hasta tierras de cultivo, desde la cima de las montañas hasta las profundidades del mar. Porque solamente con ecosistemas saludables podemos mejorar los medios de vida de las personas, contrarrestar el cambio climático y detener el colapso de la biodiversidad”.