“Demasiado bueno para ser… mujer
“En el siglo X, en la Abadía Benedictina de Sajonia,
–uno de los estados libres de Alemania–, los estudios de filosofía,
matemáticas y medicina de Hroswita revelaban inteligencia y formación.
Pero según algunos historiadores del siglo XVI: ‘Su latín es demasiado perfecto,
sin duda era un hombre con seudónimo femenino. Sin Duda.’”
Por entonces las labores médicas, sobre todo a partir de las cruzadas, eran realizadas por monjas y abadesas.
Valeria Edelsztein, Científicas. Cocinan, limpian y ganan el premio Nobel (y nadie se entera)

Desde 2015, por resolución de Naciones Unidas, se ha instituido el 11 de febrero como Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia en reconocimiento al papel clave que desempeña el género femenino en la comunidad científico-tecnológica.

En la actualidad, frente a una fuerte demanda social para la equiparación de derechos de las mujeres –que históricamente han estado subsumidas a una relación desigual respecto de los hombres–, todavía persisten desigualdades de género y no existe un acceso igualitario a posiciones de poder y de decisión.

El campo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas –conocido como STEM, por sus siglas en inglés– es todavía un reducto, entre muchos otros, en el que prima la presencia masculina.

Pese al esfuerzo de la comunidad internacional y al trabajo de diversas organizaciones que promueven el acceso de mujeres y niñas a la educación, capacitación, investigación y participación en disciplinas científicas en todos los niveles, todavía persisten barreras culturales muy arraigadas que impiden desterrar este perjuicio.

Según datos de la UNESCO, solo alrededor del 30 por ciento de todas las estudiantes eligen estudios superiores en el campo de las STEM.

Tanto la ciencia como la igualdad de género han sido siempre temas centrales de Naciones Unidas para poder garantizar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030. Es por ello que visibilizar el trabajo de mujeres científicas, fomentar el acceso, la plena participación y el empoderamiento de las mujeres y las niñas en la ciencia, así como incentivar la investigación y la conformación de roles femeninos en este campo son algunas de las premisas que subyacen en las políticas de UNESCO.

Científicas que cambiaron la historia

Aunque el reconocimiento a sus aportes ha permanecido en la sombra durante años, las mujeres han conseguido importantes hitos en el campo de la ciencia a lo largo de la historia.

A continuación una lista con ejemplos extraídos de la revista española XLSemanal:

  • Marie Curie: física polaca, fue la primera mujer en ganar un Nobel y la primera persona en ganar un Nobel en dos especialidades distintas (física y química). Su aporte a la ciencia fue la radio y la radiactividad.
  • María Josefa Yzuel: la mujer que cambió las leyes (sociales) de la Física. Fue la primera mujer en España que obtuvo la titulación de Profesora Agregada de Universidad en el área de física.
  • Jane Goodall: primatóloga que revolucionó nuestras ideas sobre los primates hace seis décadas.
  • Margaret Hamilton: la mujer que puso al hombre en la Luna. Desarrolló el software del ordenador que viajó a la Luna.
  • Grace Hopper: la madre del ordenador personal. Una matemática brillante, pionera en el mundo de las ciencias de la computación y la primera programadora que utilizó el Mark I, el primer ordenador electromecánico desarrollado por IBM.
  • Mary Somerville: matemática escocesa. Su aporte a la ciencia se adelantó a la  fotografía Además de escribir cuatro libros matemáticos, Somerville estudió la acción del Sol sobre el cloruro de plata.
  • Mary Leakey: antropóloga de Gran Bretaña. Encontró huellas fósiles de tres homínidos que, 3,5 millones de años atrás, ya caminaban erguidos y con las manos libres. Un avance superlativo para la humanidad.
  • Lise Meitner: abrió la era atómica. Su aporte a la ciencia fue la fisión nuclear. Descubrió que al bombardear con neutrones el núcleo del uranio, éste se dividía en dos, kriptón y bario.

La primera barrera: el prejuicio y los estereotipos

Desde la infancia, se educa a niños y niñas en función de roles y estereotipos a partir de los cuales se van perfilando sus intereses e inquietudes en la vida adulta. El mercado de juguetes por ejemplo, reproduce una construcción binaria de lo tradicionalmente asociado a lo “masculino y lo “femenino”

Algunos datos sobre España, aportados por la iniciativa 11 de febrero, un grupo de activistas, periodistas, científicas/os que trabajan en la visibilización de la mujer en la ciencia:

  • Niños y niñas tienen una imagen de los científicos prioritariamente masculina.
  • Sólo un 7% de las niñas creen que tendrán una profesión relacionada con la ciencia.
  • Las mujeres obtienen más del 50% de los títulos universitarios, pero su presencia en carreras como física o ingeniería no llega al 30%.
  • Las diferencias por género se acentúan, además, al subir peldaños en la carrera investigadora.
  • La presencia femenina es desproporcionadamente baja en las nominaciones u obtenciones de premios científicos.
  • Diferentes estudios han demostrado que mujeres y niñas se enfrentan a los sesgos involuntarios de los evaluadores. A lo largo de su carrera, mujeres con los mismos méritos que los hombres son consideradas menos competentes.

En la misma línea, la Cátedra Regional de UNESCO, Mujer Ciencia y Tecnología en América Latina, produjo una pieza gráfica que a partir cuatro simples preguntas pone al descubierto algunos de los prejuicios más frecuentes en torno a las mujeres y la ciencia:

#DíaMujeryCiencia #EnClase11F #Cientificas11F

Mujeres ilustres

Rachel Ignotofsky es una ilustradora y escritora norteamericana dedicada a la promoción de los derechos de la mujer y a la divulgación de la tarea de mujeres científicas. Es autora del libro Mujeres en la Ciencia(por ahora solo editado en inglés), donde hace un relevamiento de mujeres que han representado un hito en campo de las ciencias. Inspirada en el cruce de historia y ciencia, Ignotofsky se propone a partir de la ilustración y  en la reelaboración de conceptos científicos densos y complejos poder hacer la literatura científica más accesible y al alcance de todos.

Ver más información e imágenes sobre el libro aquí

Links y notas relacionadas

http://www.unesco.org/new/es/media-services/single-view/news/cuautlancingo_puebla_a_11_de_febrero_del_2019_presentan_e/

http://www.un.org/es/events/women-and-girls-in-science-day/index.shtml

https://www.un.org/sustainabledevelopment/gender-equality/

https://listas.20minutos.es/lista/mujeres-cientificas-430343/

https://blogs.scientificamerican.com/guest-blog/breaking-brick-stereotypes-lego-unveils-a-female-scientist/

https://okdiario.com/curiosidades/2016/09/20/5-mujeres-cientificas-importantes-386228

http://annalsofspacetime.blogspot.com/2014/06/15-works-of-art-depicting-women-in.html

https://11defebrero.org/agenda/

https://www.pagina12.com.ar/165840-nenas-lindas-que-cuidan-y-varones-osados

https://shop.principia.io/catalogo/album-la-extraordinaria-liga-de-la-ciencia/

catunescomujermujer.org

http://www.sigloxxieditores.com.ar/pdfs/edelsztein_cientificas.pdf

Publicaciones

Rachel Ignotofsky: “Women in Sciences: 50 fearless pioneers who changed the world”, editorial Ten Speed Press, 2016.

Valeria Edelsztein: “Científicas. Cocinan, limpian y ganan el premio nobel (y nadie se entera)”, colección Ciencia que ladra…, editorial Siglo XXI, 2012.