En este momento estás viendo EL CIPDH-UNESCO REALIZÓ LA PRIMERA JORNADA “DERECHOS HUMANOS Y BIOÉTICA EN ESCENARIOS DE CRISIS: UNA HERRAMIENTA PARA FORTALECER LA DEMOCRACIA”

EL CIPDH-UNESCO REALIZÓ LA PRIMERA JORNADA “DERECHOS HUMANOS Y BIOÉTICA EN ESCENARIOS DE CRISIS: UNA HERRAMIENTA PARA FORTALECER LA DEMOCRACIA”

Ante más de un centenar de participantes un panel de expertos y expertas en bioética dialogaron sobre problemas críticos agravados por la pandemia del Covid-19 y dio cuenta de posibles soluciones desde una mirada interdisciplinaria a situaciones dilemáticas originadas en el impacto del avance científico-tecnológico en la vida humana.

El plenario reunió a profesionales que contribuyeron, con su experiencia, a dilucidar contradicciones y explicar el alcance de la disciplina bioética como la llave maestra para el desarrollo del pensamiento colectivo y los paradigmas sociales.

La apertura estuvo a cargo de la Directora Ejecutiva del CIPDH-UNESCO, Fernanda Gil Lozano, el Director de Estudios e Investigación del CIPDH-UNESCO, Rodrigo Gómez Tortosa, y la asesora Luisina Gandola y el asesor Diego Estevez quienes fueron los responsables de la coordinación de las mesas expositivas. La jornada contó para su diseño e implementación con el asesoramiento académico de la Dra. Paula Siverino Bavio (Argentina), del Comité Internacional de Bioética (IBC-UNESCO).

En sus palabras y en directa relación a los conceptos de Bioética y Derechos Humanos, Fernanda Gil Lozano destacó la [necesidad de] “ahondar en los diferentes aspectos para alcanzar una puesta en común y, de esta manera, comprender la interconexión entre ambas materias con el objetivo de contribuir a la mejora de nuestra calidad de vida”.

Las dos primeras intervenciones asumieron el carácter de magistrales y estuvieron a cargo de la Dra. Soledad García Muñoz (España), Relatora Especial sobre los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA) de la CIDH-OEA, y la Dra. Paula Siverino Bavio. Ellas presentaron sus ponencias, bajo los títulos, “La importancia de los DESCA como derechos humanos en contextos de crisis” y acerca de “El rol clave la bioética como herramienta para defender y promover los derechos humanos”, respectivamente.

Ya en las mesas de especialistas, la primera llamada “Bioética y Emergencia Sanitaria” estuvo conformada por la Dra. Claude Verges (Panamá) y los doctores Ignacio Maglio (Argentina) y José María Tau (Argentina). Los temas centrales que allí se desarrollaron fueron entender a la bioética como la clave para cambiar las realidades de vulnerabilidad de los más necesitados; su relación con los derechos humanos como parte esencial de los derechos fundamentales de las personas; la contribución que la bioética aportó durante la pandemia y que hoy proporciona en temas del cambio climático; la importancia de entender el derecho a la ciencia como parte fundamental de los derechos culturales; la unión de la bioética con los derechos económicos, civiles y sociales; la bioética jurídica. Además, se hizo hincapié en pensar a la bioética como una competencia interdisciplinaria y una plataforma axiológica; concebir a la bioética social como fuente de diálogo y participación frente a las crisis; fortalecer la ética de la bioética como derecho de igualdad de género y de oportunidades para las juventudes y contemplar a la disciplina bioética como un instrumento vasto en derechos y el concepto de la solidaridad como refuerzo social de la bioética.

La segunda mesa, intitulada “Bioética y Ciudadanía Inclusiva”, estuvo integrada por las Dras. Lucía Camacho Gutiérrez (Colombia), Eleonora Lamm (Argentina) y Julia Canet (Argentina) y por el Dr. Jorge Alberto Álvarez Díaz (México). En ella se expuso sobre el impacto de las tecnologías en los derechos humanos; las formas plurales de participación digital y de calidad; el diseño de las herramientas digitales como precursoras de acercamiento frente a las sociedades más vulnerables y como mecanismos de igualdad frente a las cuestiones de género, la discapacidad y el lazo con las comunidades indígenas; la ética y las inteligencias artificiales; y de la interrupción voluntaria del embarazo y su relación con la bioética. Asimismo, se expresaron alrededor de la vocación multidisciplinaria de la bioética como puente entre las ciencias duras y las ciencias sociales y en su vínculo con el derecho a la igualdad y la no discriminación.

En ambas mesas, las personas que asistieron desde la virtualidad pudieron realizar sus preguntas e inquietudes al plantel de profesionales. El cierre de la jornada estuvo a cargo del equipo del CIPDH-UNESCO que dio cuenta de la voluntad de que esta sea la primera de una serie de actividades dentro del eje de trabajo e investigación en Ciencia y Derechos Humanos del Centro.

Para ver, o volver a ver, el evento ingresar en